lunes, 30 de septiembre de 2013

77. Augasantas de Pantón



En el libro incluyo dos lugares que tienen el topónimo de Augasantas, uno en Allariz (28) y otro en Cotobade (24), ambos relacionados con fuentes milagrosas y aguas curativas. Pero no son los únicos.
En el concello de Pantón (sur de Lugo) hay un santuario que lleva este sugerente nombre, con un manantial de aguas curativas en el que los romeros de Nosa Señora dos Ollos Grandes van a recoger las aguas por las propiedades que dieron nombre al lugar. 
Según autores como Antonio Fraguas, la importancia de estas aguas se remontan a tiempos anteriores a la cristianización, que con la llegada del nuevo culto y la construcción de la iglesia, habrían adoptado un nombre más piadoso.
En todo caso, las aguas sulfurosas se recogen en una fuente fácilmente accesible, antes laguna, y también están explotadas comercialmente por un balneario. 
La romería se celebra el segundo domingo de septiembre. 
Como pudimos comprobar, no son pocas las personas que recogen el agua de este manantial, que se considera indicada para curar afecciones de la piel y para tratar procesos reumáticos.

Como llegar
La carretera que une Ourense y Monforte de Lemos tiene un desvío hacia Pantón. El santuario de Augasantas está eprfectamente indicado.

GPS:
42.514601,-7.608894

viernes, 13 de septiembre de 2013

76. La estrella 'satánica' de Santo Domingo de Pontevedra

Volvemos a visitar en esta ocasión las ruinas de Santo Domingo en la ciudad de Pontevedra para centrarnos en un detalle que se encuentra en los ventanales que aún quedan en pie. Llama la atención a pontevedreses y visitantes que las ventanas están coronadas por una estrella de cinco puntas con uno de los vértices hacia abajo, símbolo utilizado en las últimas décadas como una representación del mal. Pero, ¿qué hace en una iglesia antigua?


Según explica Javier García Blanco, responsable del blog Arte Secreto de Yahoo, «es un símbolo muy antiguo, que tuvo diferentes interpretaciones a lo largo de los siglos. En las iglesias, fue utilizado como talismán desde, al menos, la Edad Media. Dentro del cristianismo, también era símbolo de las cinco llagas de Cristo».

Así, la utilización de este símbolo como ‘satánico’ es relativamente reciente. Primero el escritor y ocultista francés Éliphas Lévi, a mediados del siglo XIX, y después el ‘mago negro’, Aleister Crowley, consolidaron la idea de que la estrella de cinco puntas invertida era una alusión al mal y al Diablo.
Así, en lo que queda de Santo Domingo de Pontevedra era un símbolo que significaba prácticamente lo contrario.
No es la única representación de una estrella de cinco puntas en edificios de la ciudad. En el libro cuento la historia de la logia teosófica Marco Aurelio, cuya sede se encontraba en la calle Chariño y que aun tiene en la parte superior una estrella de cinco puntas, aunque al revés de la de Santo Domingo y con una interpretación diferente.
En las ruinas de Santo Domingo hay otras curiosidades (ver post anterior)