sábado, 26 de enero de 2013

Exposición de amuletos, talismanes y objetos de poder

Carlos Solla en la sala del Museo Liste
En esta ocasión quiero sugerirles un lugar para visitar en los que no importa si llueve, nieva o hace sol. Se trata de la exposición que hasta finales de verano está en el Museo Liste (Vigo) y que, a través de más de un centenar de piezas, muestra buena parte de los objetos que forman parte de la medicina popular gallega.
Tuve la suerte de visitarla hoy acompañado del comisario de esta muestra, Carlos Solla, que recopiló y estudió el origen de la gran mayoría de los objetos que se pueden ver en una de las salas de este entrañable museo etnográfico.
Cuernos de vacaloura, caballitos de mar, piel de serpiente, etc.
Además de los clásicos 'alicornos' y los cuernos de vacaloura, tan empleados en sortilegios y pócimas curativas, la exposición contiene un buen número de objetos utilizados como protección, como plantas, hojas bendecidas, piedras mágicas y reliquias, así como talismanes elaborados bajo estrictas normas que marca la tradición popular.
Piedras con la 'cruz de Santo André', que eximen al que las posee de la tradición de peregrinar hasta el santuario de Teixido; la 'lengua' de San Bernabé o el diente de Santa Apelonia son algunas de las 'reliquias' que componen la muestra.
Amuleto para 'protección' de niños
Figas de protección de diferentes materiales, incluso amuletos barileños que incorporan este elemento en un curioso sincretismo; navajas para 'cortar o aire' utilizadas por curanderos, anillos para rituales de sanación, detentes y escapulario para ahuyentar fuerzas maléficas y otros muchos objetos naturales y manufacturados según la tradición completan esta exposición, que podrá contemplase hasta el verano.
En las paredes hay ensalmos, conjuros y versos de la tradición popular relacionados con los objetos de la exposición.

Sala de exvotos
Salas permanentes
Por otra parte, en la planta alta del Museo Liste hay dos salas permanentes dignas de ver. Una de ellas está dedicada a los exvotos, con una impresionante composición en la que docenas de ofrendas de cera están colgadas del techo de la sala.
La otra está dedicada a la medicina popular, con fotos de numerosos 'menciñeiros' y curanderos de Galicia, así como botes con productos utilizados, tijeras para rituales y hasta un 'cadaleito'.

Cómo llegar 
El Museo Liste se encuentra en las proximidades de la Praza América de Vigo (calle Pastora, 22).

En la página web del Museo hay más información: http://www.museoliste.org/

viernes, 4 de enero de 2013

66. Los ‘bocados’ endemoniados de A Peneda



Santuario de A Peneda

En la parte más interior de la ría de Vigo, en el límite entre los municipios de Redondela y Soutomaior, se alza A Peneda, un promontorio que, la mires desde donde la mires, parece tener una forma cónica perfecta. Así se divisa desde la parroquia redondelana de O Viso hasta Paredes, en Vilaboa. Su forma recuerda mucho esa tradición popular vinculada a los míticos ‘mouros’, seres del imaginario popular que eran gigantes, magos y distintos de los mortales, que eran capaces de construir incluso los ‘outeiros’ como el que visitamos hoy.
A Peneda vista desde Outeiro Grande
En lo alto de A Peneda sorprenden mucho las increíbles vistas sobre la ría, así como sobre el valle del río Verdugo (Verduxo hace algunas décadas), por lo que el mirador de A Peneda era utilizado también como excelente punto de observación para prever la llegada de potenciales enemigos. En lo alto hay una ermita relativamente austera, construida sobre las ruinas de un castillo que, a su vez, fue levantado sobre un castro, prueba de que este ‘outeiro’ fue poblado desde antes de la llegada de los romanos.
Escaleras de acceso al santuario
La capilla está dedicada a la Virxe das Neves, aunque popularmente se la conoce como Virxe da Peneda, y se realiza culto a esta imagen desde mediados del siglo XVII. En el XIX se realizaban misas especiales para curar a los embrujados y para espantar al meigallo. Hoy en día esa costumbre se ha perdido, pero por aquel entonces A Peneda formaba parte de esos santuarios a los que acudían los ‘endemoniados’, del que en la actualidad solo queda O Corpiño (49) y tímidamente el de San Campio de lonxe (57).
Según explica Antonio Rodríguez Fraiz en su libro ‘Costumes Populares Litúrxico-Mariais de Galicia’, a la romería de la Virxe da Peneda acudían miles de romeros pidiendo protección a la virgen, pero lo más curioso es que acudían personas afectadas por el ‘bocado’, mal mítico que afectaba a quien comía dulces previamente embrujados.

Qué más ver
En A Peneda hay también una entrada a un túnel que conduce hacia las entrañas del outeiro. Unos dicen que es una mina romana, otros que conduce a Ponte Sampaio o al castillo de Soutomaior o que lleva a uno de los míticos tesoros escondidos por los mouros. Quién sabe.

Cómo llegar
La subida a A Peneda se encuentra en la carretera que conduce desde O Viso hasta Soutomaior. Hay un desvío hacia el oeste desde Alxán.
GPS: 42º 19,575
        -8º 35,396