viernes, 4 de enero de 2013

66. Los ‘bocados’ endemoniados de A Peneda



Santuario de A Peneda

En la parte más interior de la ría de Vigo, en el límite entre los municipios de Redondela y Soutomaior, se alza A Peneda, un promontorio que, la mires desde donde la mires, parece tener una forma cónica perfecta. Así se divisa desde la parroquia redondelana de O Viso hasta Paredes, en Vilaboa. Su forma recuerda mucho esa tradición popular vinculada a los míticos ‘mouros’, seres del imaginario popular que eran gigantes, magos y distintos de los mortales, que eran capaces de construir incluso los ‘outeiros’ como el que visitamos hoy.
A Peneda vista desde Outeiro Grande
En lo alto de A Peneda sorprenden mucho las increíbles vistas sobre la ría, así como sobre el valle del río Verdugo (Verduxo hace algunas décadas), por lo que el mirador de A Peneda era utilizado también como excelente punto de observación para prever la llegada de potenciales enemigos. En lo alto hay una ermita relativamente austera, construida sobre las ruinas de un castillo que, a su vez, fue levantado sobre un castro, prueba de que este ‘outeiro’ fue poblado desde antes de la llegada de los romanos.
Escaleras de acceso al santuario
La capilla está dedicada a la Virxe das Neves, aunque popularmente se la conoce como Virxe da Peneda, y se realiza culto a esta imagen desde mediados del siglo XVII. En el XIX se realizaban misas especiales para curar a los embrujados y para espantar al meigallo. Hoy en día esa costumbre se ha perdido, pero por aquel entonces A Peneda formaba parte de esos santuarios a los que acudían los ‘endemoniados’, del que en la actualidad solo queda O Corpiño (49) y tímidamente el de San Campio de lonxe (57).
Según explica Antonio Rodríguez Fraiz en su libro ‘Costumes Populares Litúrxico-Mariais de Galicia’, a la romería de la Virxe da Peneda acudían miles de romeros pidiendo protección a la virgen, pero lo más curioso es que acudían personas afectadas por el ‘bocado’, mal mítico que afectaba a quien comía dulces previamente embrujados.

Qué más ver
En A Peneda hay también una entrada a un túnel que conduce hacia las entrañas del outeiro. Unos dicen que es una mina romana, otros que conduce a Ponte Sampaio o al castillo de Soutomaior o que lleva a uno de los míticos tesoros escondidos por los mouros. Quién sabe.

Cómo llegar
La subida a A Peneda se encuentra en la carretera que conduce desde O Viso hasta Soutomaior. Hay un desvío hacia el oeste desde Alxán.
GPS: 42º 19,575
        -8º 35,396

2 comentarios:

  1. Buenas tardes. Me llamo Silvia Cernadas y tengo este blog: https://cartaseameas.wordpress.com/
    Te escribo porque estoy preparando una nueva entrada sobre el castillo de Castrizán y me gustaría saber si podría utilizar la fotografía del monte de A Peneda que has publicado en esta entrada.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Silvia. Si, utiliza la foto. Un saludo.

    ResponderEliminar