domingo, 22 de julio de 2012

58. Lores, la ermita de piedra y la fuente santa

Fuente e iglesia
En un alto de la parroquia de San Miguel de Lores (Meaño-Pontevedra) hay una iglesia dedicada a San Benito que tiene una curiosa leyenda que guarda grandes paralelismos con la creación de la fuente y la iglesia de Amil (29).
Cuenta el relato mítico que un pastor se enfrentó a una gran sequía, tan grande que temió perder todo su ganado por la falta de agua.  Se encomendó a Dios y comenzó a cavar un manantial. Al igual que en Amil, el líquido elemento brotó en abundancia.
El pastor quería realizar una acción de agradecimiento al Todopoderoso por haber atendido su súplica. Pidió consejo a un ermitaño, el que le aconsejó que levantara una capilla en agradecimiento. Así lo hizo, aunque la construyó de barro. Al día siguiente la halló derruida y volvió a construirla del mismo material. Una vez más, al día siguiente, volvió a encontrarla en ruinas. Así ocurrió tres veces.
Ante la situación, el pastor fue a pedir nuevamente consejo al ermitaño. Este reprendió al hombre por utilizar un material tan poco consistente y le aconsejó que la hiciera de piedra. Así fue, aunque la iglesia original no es la que se encuentra en la actualidad, que data del siglo XIX.
La fuente ‘santa’ se encuentra bajando las escalinatas desde la entrada principal del templo. En la actualidad, esta iglesia cuenta con gran devoción entre los habitantes de la parroquia, que beben del agua de esta fuente considerada buena para curar diferentes enfermedades. Además, como en otras muchas iglesias dedicadas a San Benito, el día de romería se recoge el aceite como un bálsamo para curar enfermedades de piel, especialmente las verrugas.

GPS: 42º 25,76' / -8º 47,157'

2 comentarios: