sábado

116. Corvillón, curaciones en el Penedo da Nosa Señora

 En Corvillón, en el concello ourensano de A Merca, existe una gran piedra en la que se realizan ritos de curación, tanto de personas como de animales. Aunque el penedo lleva el nombre de la Virgen, es la propia piedra o las aguas que se acumulan en sus pías las que forman parte del ritual de sanación.

Para llegar, circulamos por la carretera OU-300 y nos detenemos en Corvillón. Del lado contrario a la pista que va a la iglesia de Santa María hay una pequeña entrada que circula entre las casas. A unos 100 metros de la carretera principal, dejamos atrás las casas y llegaremos a la roca en cuestión. Se trata de una piedra irregular, la reconoceremos porque tiene una cruz en su parte superior, encajada en una cazoleta. En la parte superior hay varias "pias" donde se acumula el agua de lluvia, aunque una de ellas es especialmente grande y principal protagonista.

Piscina con el agua acumulada en la parte superior
Hace algunos años se llevaba a los enfermos hasta esta piedra y se daban nueve vueltas alrededor del penedo, rezando un salve por cada una. Finalmente se echaban sobre el enfermo siete vasos del agua recogida en la piscina de la piedra y se dejaba la ropa del devoto junto a la piedra. El rito tenía lugar el día de la romería, que la tradición marca el último domingo de mayo. El día anterior se celebraba una procesión con la imagen de la Virgen, que terminaba en este penedo. La imagen quedaba allí toda la noche, hasta el día de la romería.

Más recientemente se fueron incorporando otros ritos, como simplemente dejar ropas de niño o de mujer junto a la piedra, e incluso rituales de fecundidad.

GPS:

42.17196923243908, -7.858093651627147

Para saber más: "Devociones y creencias sobre el agua", de Fernando Alonso Romero.





martes

Compostela Mágica, nuevo libro-guía sobre la ciudad de Santiago y sus leyendas


Ya se encuentra en las librerías mi nuevo libro, "Compostela mágica", esta vez dedicado íntegramente a la ciudad de Santiago y la epopeya jacobea. Se trata de una guía con numerosas fotografías en color y muy manejable que recopila los principales mitos, leyendas y ritos en torno a la ciudad y la figura del apóstol. 

Así, el primer bloque de lugares es en realidad una visita exhaustiva por la catedral y sus historias míticas. Primero un periplo por el exterior, para luego visitar diferentes puntos del interior del templo compostelano.

En el bloque de "Leyendas de Compostela", el libro recorre las principales leyendas que nacieron al calor de las creencias populares y tradiciones, así como los hechos considerados como milagrosos que cambiaron para siempre el aspecto de la urbe.

Finalmente, un tercer bloque de lugares reconstruye la epopeya jacobea visitando los lugares donde la tradición dice que predicó Santiago, así como los enclaves relacionados con la traída del cuerpo desde Tierra Santa.

Para facilitar la localización de cada uno de los enclaves propuestos, el libro-guía tiene unos códigos QR en cada lugar, de modo que cuando los escaneas te programa el Google Maps para utilizar el teléfono móvil como navegador.

Es un libro pensado para quienes viven en Galicia y desean conocer algunos detalles sobre las leyendas compostelanas, como para los que finalizan el Camino de Santiago en cualquiera de sus itinerarios.

Si tenéis oportunidad de leerlo, espero que os guste.





sábado

115. Monte do Pindo, ritos curativos en A Moa


Era una asignatura pendiente en este blog el contar algunas de las numerosas historias que, a lo largo de siglos, se fueron forjando en las cumbres de O Pindo, el llamado "Olimpo celta". Y es que merece mucho la pena conocer este monte sagrado, tanto por su naturaleza, sus leyendas y las creencias mágicas que se fueron tejiendo en este "desierto de ipiedra", como lo llamó José Barreiro Barral en su libro monográfico sobre esta montaña emblemática de Galicia.

Como los montes de O Pindo son muchos y cada uno tiene sus propias historias, quería compartir en este blog apenas una pequeña parte de los muchos asuntos que llevaron a nuestros antepasados a las cumbres de esta montaña sagrada. Así, solo nos centramos en el entorno de A Moa, quizá la cumbre más emblemática de este "olimpo gallego".


Antes de subir a la parte más alta de A Moa, especialmente si accedes al monte por la aldea de O Fieiro, pasarás por el Campo da Moa Darriba. Allí se celebraba un rito de curación para el mal de "formiguiño", una dolencia que podía afectar tanto a animales como a personas y que forman parte de esos males diagnosticados por la medicina popular de Galicia, de la familia del "tangaraño" y la "eirisipela". Así, el afectado por esta dolencia debía recostarse en el suelo y sus acompañantes excavaban una silueta en la tierra, sacando los terrones y colocándolos sobre una piedra. La tierra debía secarse y, cuando lo hacía, se consideraba que el enfermo estaba curado.

Este ritual recuerda mucho a otro que se realizaba en los olivos que están junto a la iglesia del Divino Salvador de Saiáns (cap.14 de "50 lugares mágicos de Galicia"). Allí se llevaban a los niños afectados, se cortaba la corteza de uno de los árboles con la silueta del pie del pequeño y se dejaba secar en la chimenea. Al igual que en el Campo da Moa, el pequeño se consideraba curado cuando la corteza del olivo estaba seca.

 

Las "pías" y el agua caída del cielo

Otro de los ritos curativos de A Moa tiene lugar en las "pías" que están en la cumbre de este macizo. Allí se forman pequeñas piscinas en las que el agua de lluvia se mantiene durante bastante tiempo. 

Esta agua, que se considera especialmente pura por ser caída del cielo y, sin más, conservada en las "pías", es considerada beneficiosa para diferentes asuntos y es usada para lavar manos y cara.

 




Qué más ver

El "gigante"
Cerca de A Moa hay varios asuntos que puedes ver. Por una parte, junto al merendero cercan se encuentran los restos de una ermita, concretamente en el Alto das Cortes, donde actualmente hay un merendero. Muy cerca de allí se encuentra una cueva en la que existe una leyenda de un tesoro. Y, entre las muchas piedras con formas caprichosas que te encontrarás en el camino, puedes encontrar al "gigante", la "pedra do Druida" y otras muchas que evocan formas humanas y animales.

Queda para otra ocasión el visitar Penafiel, las tumbas de la reina Lupa, el anatema de excomunión, la Casa da Xoana y otros tantos lugares mágicos que encierra el "Olimpo celta".

Mi agradecimiento a Rafael Quintía, Manuel Carballal y Marcos Conde por acompañarme en la última visita a este monte singular.

Cerca de aquí puedes ver:

110. (Todas) las barcas de Muxía